Consejos y tips
sobre educación sexual

El deseo sexual: Entendiendo y potenciando nuestra libido

27 de junio de 2024

El deseo sexual, también conocido como libido, es una parte esencial de nuestra sexualidad y bienestar general. Todxs queremos sentir placer, pero, ¿por qué en ciertos escenarios lo bloqueamos? Porque puede ser influenciado por varios factores y experimentar fluctuaciones a lo largo de nuestra vida. Así que no, no estás rotx.

En este artículo, exploraremos qué es el deseo sexual, los factores que lo afectan, cómo potenciarlo y cómo mantener una vida sexual saludable.

¿Qué es el deseo sexual?

El deseo sexual es una sensación de interés o anhelo por la actividad sexual. Es una combinación de factores físicos, emocionales y psicológicos que nos motivan a buscar y disfrutar del placer sexual. El deseo puede variar significativamente entre diferentes personas y dentro de la misma persona a lo largo del tiempo.

Factores que afectan el deseo sexual

Físicos

  1. Hormonas: Las hormonas juegan un papel crucial en el deseo sexual. Los niveles de testosterona, entre otras hormonas, en hombres y mujeres están directamente relacionados con la libido, aprende a mejorarlos.
  2. Salud general: Enfermedades crónicas, dolor, fatiga y ciertos medicamentos pueden disminuir el deseo sexual.
  3. Alimentación y ejercicio: Una dieta equilibrada y el ejercicio regular pueden aumentar la energía y mejorar la libido.

Psicológicos

  1. Estrés y ansiedad: Altos niveles de estrés y ansiedad pueden inhibir el deseo sexual. Trabajo, familia, simplemente la situación mundial… Hay que ponerse a unx mismx primero aunque sea durante 1 hora a la semana y entrar en un momento de paz para saber conectar contigo mismx y poder “aguantar” el nivel de vida que se nos exige. 
  2. Presión por mantener relaciones sexuales: Sí, tanto si presionas a tu pareja como si te sientes presionadx para mantener relaciones, será totalmente contraproducente. Es mejor encontrar otras vías para conectar y tener empatía por la situación, ¡la comunicación constante es muy importante!
  3. Autoestima: Sentirse bien con unx mismx es fundamental para un deseo sexual saludable. Sí, el sexo es un acto de vulnerabilidad y amor (también siendo un lío de una noche). Si no practicas esa vulnerabilidad y amor hacia ti mismx, es más difícil que puedas llegar a compartirlo y/o anhelarlo. Encuentra momentos para cuidarte. Aprende a quererte.
  4. Experiencias pasadas: Traumas o experiencias sexuales negativas pueden afectar la libido. Recuerda que esto es mejor tratarlo con un profesional que pueda ayudarte a navegar esos sentimientos y trazar un camino hacia una plenitud sexual.

Emocionales

  1. Relación de pareja: La calidad de la relación con la pareja influye directamente en el deseo sexual. ¿Cuánto tiempo pasáis juntxs? No vale que sea viendo la tele. ¿Hace cuánto que no hacéis un esfuerzo por conoceros? La gente cambia, no asumas que ya conoces todo, tiene que haber interés recíproco. 
  2. Comunicación: La falta de comunicación puede generar malentendidos y disminuir el interés sexual. Si no habéis sido una pareja con comunicación abierta y asertiva, podéis empezar con pequeñas citas donde llevéis los temas preparados para hablar y así se os hace más sencillo. ¡Poco a poco podéis subir el tono de estos temas!
  3. Conexión emocional: Sentirse emocionalmente conectadx con tu pareja puede aumentar el deseo sexual. Al final es cuestión de prioridades, si tu pareja no está entre las tuyas o tú en las suyas, esa conexión se puede marchitar. No necesitas de horas al día, puede ser reservaros un día a la semana para de verdad estar juntxs sin interrupciones.

Cómo potenciar el deseo sexual

  1. Comunicación abierta: Habla con tu pareja sobre tus deseos y necesidades sexuales. La comunicación honesta puede fortalecer la conexión y aumentar la libido.
  2. Exploración y novedad: Introducir nuevas experiencias o juegos, como juguetes sexuales o juegos de rol, puede reavivar el interés.
  3. Cuidado personal: Mantén una buena salud física y mental. Practicar el autocuidado puede mejorar tu autoestima y deseo sexual.
  4. Terapia sexual: Consultar con un terapeuta sexual puede ser útil para abordar problemas subyacentes y mejorar el deseo.

Mantener una vida sexual saludable

  1. Prioriza el tiempo íntimo: Asegúrate de reservar tiempo para la intimidad contigo mismx y con tu pareja. Dar importancia a tu placer hace que tengas más ganas de compartirlo.
  2. Mantén una dieta equilibrada: Sí, lo repetimos mucho, pero de verdad… Comer saludablemente puede mejorar tu energía y deseo sexual.
  3. Ejercicio regular: El ejercicio no solo mejora la salud física, sino que también puede aumentar la libido. No pedimos que te mates en el gimnasio o siquiera que vayas al gimnasio. Pero sí que escojas una actividad que disfrutes y te mantenga activx, así también mejorarás tu relación contigo mismx y tu autoestima.
  4. Evita el consumo excesivo de alcohol y drogas: Estas sustancias pueden tener un efecto negativo en el deseo sexual por obvias razones.

Recuerda que si estos trucos y consejos no funcionan, siempre puedes recurrir a ayuda de un profesional.

La importancia del deseo sexual en la relación de pareja

El deseo ideal es aquel con el que te sientas cómodx. Habrá épocas donde a ti te apetezca menos, y otras donde tu pareja tendrá menos deseo sexual. 

La clave está en la constante comunicación y empatía entre ambxs. En el momento que una persona en la pareja se siente presionada para tener relaciones sexuales, es cuando asoma el bloqueo. Recuerda que la intimidad no requiere de sexo, pero el sexo sí requiere de intimidad. 

Hay una frase que nos encanta que dice: “El sexo es el 20% de una relación, hasta que se deja de tener y se convierte en un 80% de los problemas relacionales”. Sal de ese 80%, amor. Mira a tu alrededor, ¿qué necesitas de verdad para sentirte excitadx? ¿Qué puesto ocupa el placer en tu vida? ¿Cuándo fue la última vez que estabas satisfechx con tu deseo sexual?

El deseo sexual es un trabajo en equipo, ambas partes tienen que apoyarse y respetarse. Así es como se crea un ambiente donde cualquiera de lxs dos se puede abandonar y disfrutar de la sexualidad.

Conclusión

El deseo sexual es una parte vital de nuestra vida y bienestar. Comprender los factores que lo afectan y aprender a potenciarlo puede mejorar significativamente nuestra calidad de vida y nuestras relaciones. En la escuela de Santo Amor, Noemí Casquet ofrece cursos y recursos que pueden ayudarte a explorar y disfrutar plenamente de tu sexualidad. 

No dudes en visitar Santo Amor para obtener más información y empezar tu viaje hacia una vida sexual más plena y satisfactoria.

Ir al contenido