Consejos y tips
sobre educación sexual

Descubre todo sobre el punto G

27 de junio de 2024

¿Te has preguntado alguna vez sobre el punto G y su papel en la sexualidad? Este tema ha generado curiosidad y debates a lo largo de los años. En este artículo, exploraremos todo lo que necesitas saber sobre el punto G: su ubicación, cómo estimularlo y por qué es tan importante para el placer sexual. Acompáñanos en este viaje de descubrimiento.

¿Qué es el punto G?

Para empezar, el punto G no es en sí un punto ni un botón que toques y automáticamente se provoque un orgasmo del 15, sino una zona más amplia erógena dentro de la vagina que, al ser estimulada, puede producir intensas sensaciones de placer e intensificar o facilitar orgasmos, además de poder provocar el famoso squirt si se estimula bien.

Ubicación del punto G

Encontrar esta zona G puede parecer una tarea difícil, pero créenos que es tan fácil como encontrar a Wally: una vez que sabes dónde está, no se mueve. La zona G se encuentra en la pared frontal de la vagina, a unos 5-8 cm de la entrada. Una forma de localizarlo es introduciendo un dedo en la vagina y curvándolo en dirección al ombligo, buscando una zona con una textura ligeramente rugosa.

La importancia del punto G en la sexualidad y placer de las personas con vulva

¿Por qué tanto alboroto sobre la zona G? Porque su estimulación puede llevar a orgasmos intensos combinándolo con la estimulación del clítoris. Además, se ha generado mucho debate a lo largo de los años de su “efecto” en el sexo, ya que muchas personas confundían (y siguen confundiendo) es squirt con la eyaculación en personas con vulva.

Claro, imagínate la cara de la persona que está ahí estimulando, no sabe lo que es un squirt y de repente sale 50cl  de líquido (puede ser de 2ml a 500ml de fluidos)… Se queda flipando y lo convierte en un hito. Pues eso fue lo que pasó con la zona G, el squirt, la eyaculación y el orgasmo.

Para aprender sobre todo esto en detalle, cómo provocarlo y diferenciarlo, tienes disponible nuestro curso “Hazte Expertx en Squirting”.

Cómo encontrar el punto G

La exploración es clave. Aquí te dejamos algunos pasos para encontrar la zona G:

  1. Relájate: La relajación es fundamental. Estar tensx puede dificultar la búsqueda.
  2. Lubricación: Usa lubricante para hacer la exploración más cómoda.
  3. Explora lentamente: Introduce uno o dos dedos en la vagina y realiza un movimiento de “ven aquí” con los dedos.

Técnicas para estimular el punto G

Una vez que hayas encontrado la zona G, es hora de aprender cómo estimularlo. Aquí tienes algunas técnicas efectivas:

  • Presión rítmica: Aplicar presión rítmica y constante sobre esta zona puede ser muy placentero.
  • Movimientos circulares: Realizar movimientos circulares con los dedos ayuda a intensificar las sensaciones.
  • Uso de juguetes: Los vibradores diseñados para la estimulación de la zona G pueden ser una gran herramienta para intensificar el placer y probabilidades de provocar un squirt.

Beneficios de la estimulación del punto G

La estimulación de la zona G no sólo proporciona placer, sino que también ofrece varios beneficios:

  • Mejora de la salud sexual: Puede aumentar la lubricación natural y la elasticidad vaginal.
  • Mayor conexión con la pareja: Compartir este tipo de experiencias puede fortalecer la intimidad y la conexión emocional.
  • Reducción del estrés: Los orgasmos liberan endorfinas, lo que ayuda a reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo.

Mitos y realidades sobre el punto G

Existen muchos mitos sobre el punto G. Aquí desmentimos algunos de ellos:

  • Mito: La zona G no existe. Realidad: Aunque no todas las personas con vulva lo experimentan sus efectos de la misma manera, la zona G es real.
  • Mito: Sólo algunas personas con vulva pueden tener orgasmos en la zona G. Realidad: Los orgasmos se dan en el cerebro, por lo que, con la estimulación correcta y dejándote llevar por las sensaciones, puedes tener un orgasmo en cualquier parte del cuerpo. ¡Claro que puedes experimentar uno estimulando esta zona!

El punto G y la salud sexual

Mantener una salud sexual óptima es esencial, y la estimulación de la zona G puede ser parte de ello. Explorar y entender tu cuerpo contribuye a una mejor salud sexual y bienestar general.

El punto G en diferentes culturas

La percepción de la zona G varía en diferentes culturas. En algunas, se celebra y se promueve su exploración, mientras que en otras, es un tema tabú. Entender estas diferencias culturales puede enriquecer nuestra perspectiva sobre la sexualidad.

Hay culturas que dicen que los fluidos que se desprenden en el squirt son agua bendita o sagrada, ¡la sexualidad va mucho más allá de lo que conocemos en occidente!

El punto G y la investigación científica

La ciencia sigue investigando la zona G para entender mejor su anatomía y su papel en la sexualidad y placer de las personas con vulva. Aunque aún hay mucho por descubrir, los estudios continúan arrojando luz sobre esta fascinante área.

Preguntas frecuentes sobre el punto G

1. ¿Todas las personas con vulva tienen zona G?

  • Sí, todas las personas con vulva tienen una zona G, aunque la sensibilidad y la respuesta a la estimulación pueden variar de unxs a otrxs.

2. ¿La estimulación de la zona G puede causar dolor?

  • No debería. Si sientes dolor, es importante detener la estimulación y consultar a un profesional de la salud.

3. ¿Puedo estimular la zona G solx?

  • Por supuesto. La autoexploración es una excelente manera de conocer tu cuerpo y descubrir lo que te gusta.

4. ¿Qué tipo de lubricante es mejor para la estimulación de la zona G?

  • Cualquier lubricante a base de agua es adecuado. Asegúrate de elegir uno que sea seguro para usar internamente.

5. ¿Las personas con pene también tienen zona G?

  • No exactamente. Los hombres tienen una zona llamada punto P (o próstata) que, al ser estimulada, puede proporcionar un placer similar.

Conclusión

La zona G es un tema fascinante y lleno de misterio. Conocer más sobre ella no sólo puede mejorar tu vida sexual, sino también ayudarte a conectar más profundamente con tu cuerpo y/o con tu pareja. La clave está en la exploración, la comunicación y la paciencia. ¡Así que adelante, descubre todo lo que esta zona tiene para ofrecer!

Ir al contenido